El panel japonés añade personalidad a su espacio. Sus infinitas combinaciones hacen que sea un elemento fuertemente decorativo.